Tropezón en el primer partido contra el Chartres

Fin de semana extraño el de la presente jornada, en la que los días festivos permitían que los compromisos de competición se extendieran más allá del sábado y domingo como suele ser habitual.
El partido que centraba todas las miradas era el enfrentamiento de la cuarta ronda de la ETTU Cup entre el Irun Leka Enea y el Chartres ASTT.

DANIEL KOSIBA - IRUN LEKA ENEALos irundarras, que pasaban del tope de la tercera ronda que tenían en su máximo histórico tras un intenso doble partido frente al PPC Villeneuvois y que se decidía por un set más a favor de los del Leka Enea, tenían en esta ocasión enfrente al rival más peligroso que se podía encontrar en esta inexplorada ronda. Con el actual campeón francés Alexandre Robinot, de 23 años y entre los 100 mejores del mundo, el brasileño Vitor Ischiy, con una posición 116º en el ranking mundial, y siguiéndole de cerca Romain Lorentz, francés en el 152º del mundo, el combinado del Chartres ASTT se presentaba como lo más temible que ha pasado por el C.T. Sonia Etxazarreta.

Y los pronósticos no fallaban. No comenzaba bien el partido para los de Irun, que iniciaba con Daniel Kosiba frente a Ischiy dos sets por debajo, pero que igualaba para forzar el quinto set. Pese al esfuerzo de Kosiba, el marcador del equipo local se quedaba a cero tras el primer partido (6:11 / 6:11 / 12:10 / 11:9 / 6:11). Hampus Soderlund, que empezaba mejor que su compañero, no conseguía dar continuidad al buen primer set y cedía por la mínima en un 3-1 a favor de Robinot (11:8 / 11:13 / 8:11 / 9:11).

ENDIKA DÍEZ - IRUN LEKA ENEAEra Endika Díez el encargado de recortar la distancia que los galos estaban obteniendo camino a la victoria, y en su partido frente a Lorentz, se imponía 3-1 en un buen partido (14:12 / 10:12 / 12:10 / 11:9). Kosiba no podía quitarse la espina en su segundo enfrentamiento, y caía 3-0 frente a Robinot (4:11 / 7:11 / 1:11) cerrando un general que espera el partido de vuelta con un 3-1 a favor de los franceses de Chartres.

De cara a la próxima semana, que el domingo ofrecerá el desenlace de la eliminatoria, los irundarras deberán ganar el partido por 3-0 o en su defecto, imponerse 3-1 pero con un parcial de sets en el que se adelanten en cinco a sus rivales en cancha enemiga. No será una tarea sencilla, pero a buen seguro intentarán dar la campanada y seguir soñando con la competición europea.

Otra vez Linares:

Las chicas de la Liga Iberdrola Superdivisión volvían a enfrentarse al Tecnigen Linares, esta vez en la jornada 9 de la competición doméstica. Como si de una pesadilla se tratara, el equipo formado por Ioana Tecla, Lin Chia-Chih y Belén Calvo caía de nuevo contra las andaluzas en una temporada en la que las de Jaén se están mostrando intratables.

BELEN CALVO - IRUN LEKA ENEALas irundarras, que comenzaban bajo el dominio de la local Orawan Paranang frente a Lin (3-1), y el de la rumana Roxana Istrate frente a Belén (3-0), veían cortado su buen inicio con la victoria de Ioana frente a Paula Bueno (3-0). El dobles, que llegó a reflejar el marcador de 18-22 para las andaluzas en el cuarto y último set, suponía el tercer punto para las locales (3-1), pero Lin lograba una victoria in-extremis contra Istrate (3-2) con la que acortar distancias.
Ioana, en el enfrentamiento contra Paranang no podía repetir la victoria del primer partido de la ETTU en la que se imponía a la tailandesa, y caía 3-1, con lo que el resultado se cerraba en un 4-2 para las de Linares.

Tendrán que esperar a la próxima semana para intentar resarcirse ante el Balaguer-Villart Logistic, a quien aventajan en 4 puntos en la clasificación.

Torneo Clasificatorio:

Utebo acogía este fin de semana el Torneo Clasificatorio, que ofrecía una segunda oportunidad a todos aquellos jugadores que no hubieran logrado la clasificación para el Torneo Estatal que se podía conseguir también en el Torneo Zonal que se disputaba hace apenas un mes en Galicia.
Con más de una docena de jugadores de categorías alevín, infantil y juvenil, la infantil Irati Otamendi era la única que conseguía llevarse el gato al agua y sumarse a la decena de jugadores que lograron el pase en el campeonato anterior.