Y de repente, todo paró

Tras la última jornada liguera, allá por el inicio del mes de marzo, se esperaba continuar con la rutina habitual de entrenamientos y competiciones, hasta que la ya archiconocida pandemia provocada por el COVID-19 obligaba al mundo del deporte, igual que al mundo en general, a frenar en seco.

Con más incógnitas que elementos clarificadores, han sido unas semanas de incertidumbre y especialmente, de replanteamiento a todos los niveles. El club Leka Enea evidentemente, tampoco ha sido la excepción.

Recapitulando, el club irundarra, con equipos en todas las categorías nacionales y autonómicas, participación en Champions League masculina, situación privilegiada del equipo femenino en la Europe Cup en unas históricas semifinales, Endika Díez clasificado para la disputa del Mundial en Corea y también Campeón de España 2020, la Escuela Infantil y Escuela de Adultos del club y presencia en centros escolares de la Comarca del Bidasoa, estaba disfrutando de la campaña más memorable de su historia de más de 30 años.

El parón total y la finalización anticipada de las ligas dejan al club con un equipo de Superdivisión Masculina en tercera posición de la liga, la mejor clasificación de la década para los irundarras. Con 16 partidos disputados, en los que cosechaban 10 victorias y 4 empates, los irundarras, comandados una temporada más por Endika Díez, lograban mejorar los registros tras finalizar los últimos dos años en cuarta posición, y los tres anteriores en quinta.

El equipo femenino, que estaba pendiente de la disputa de las semifinales de la Europe Cup, en el que ha sido el mayor éxito de la historia del club, veía como se truncaba sus opciones de acceder a la final de manera deportiva, y es que las irundarras confiaban plenamente en alcanzar la final gracias a la plantilla competitiva con la que ha contado la presente temporada.
En ese aspecto, la competición se declaró finalizada, quedando los cuatro semifinalistas pendientes de la última palabra de la ETTU, institución organizadora que decidió repartir el premio entre los 4 equipos. Habrá que esperar un poco más para saber si finalmente se determina que todos ellos son oficialmente declarados campeones de la Europe Cup.

En la competición doméstica, el equipo comenzaba la Liga Iberdola de Superdivisión Femenina con un ritmo trepidante y otorgando pocas opciones al resto de equipos, pero un par de tropiezos a media temporada les condenó a perder el co-liderato en una de las ligas más igualadas que se recuerda.
Pese a ello, la tercera posición en la clasificación final, con 9 victorias en 12 encuentros, es más que destacable, convirtiéndose también en el mejor resultado de la máxima competición femenina española.

En el resto de categorías, la finalización abrupta de las ligas deja diferentes resultados. Por una parte, ambos equipos de División de Honor, en puestos de descenso, finalmente mantendrán la categoría al resultar por delante en la clasificación general juntando los dos grupos de cada categoría que existen para cada una de las Ligas.

En Primera Nacional, el equipo masculino termina en segundo lugar con 14/18 victorias, mientras que el femenino queda en sexto lugar con 5/12 victorias. También repite un segundo lugar el equipo de Segunda Nacional Masculina, con 12/15 victorias.

En las ligas autonómicas, el Leka Enea A de División de Honor terminaba en 2º lugar el grupo de ascenso, el Leka Enea B quedaba 5º en Primera Autonómica, y en Segunda Autonómica tanto el equipo D como el C copaban los dos primeros puestos del grupo A, mientras que el Leka Enea E lo hacía tercero en el grupo B.

Interrogantes en el futuro:


La difícil situación económica, asociada a la crisis sanitaria y social sufrida en todos los estamentos, no exime al club de ciertas afecciones. Además de la suspensión del curso de la Escuela, tanto de los más jóvenes como de los adultos, el club no ha llegado a plantear la habitual actividad estival para este verano.
Además del tercer trimestre del curso, que afecta a más de 80 jugadores del club, sumado al programa UDA que suele reunior cerca de otra cincuentena de nuevos alumnos, no va a poder realizarse.
El club, comprometido con las autoridades sanitarias y deportivas y confiando en el correcto cumplimiento de las pautas indicadas, quiere mostrarse responsable a nivel social y no puede garantizar actualmente las medidas de seguridad necesarias.
No obstante, en constante comunicación con las organizaciones correspondientes, se plantea la reanudación de la actividad esencial del club con total  normalidad coincidiendo con el inicio del curso escolar en septiembre siempre que la situación lo posibilite.

Entrando en materia más deportiva, en la cual los miembros del staff técnico del club no han dejado de trabajar a pesar del parón del juego, se mantienen dos líneas de trabajo como en las últimas temporadas: el proyecto femenino y el proyecto masculino. Ambos, soportados principalmente por la base del club, se han visto mejorados considerablemente en las últimas campañas, hasta el punto de llegar a marcar la actual como histórica.
No obstante, pese a que el proyecto masculino se plantea como intacto de cara a la temporada que viene en relación al número de equipos con los que contará, y la posibilidad de participar una vez más en competición europea, no se puede asegurar que el proyecto femenino no vaya a verse afectado negativamente.
El club, que ha incrementado notablemente su cantidad de jugadoras en el ámbito femenino, todavía cuenta con un porcentaje más elevado de hombres y niños que de mujeres y niñas, por lo cual la lógica apunta a que tal vez no se consiga una base sólida para un proyecto tan ambicioso como es mantener equipos en todas las categorías femeninas además de la competición continental.
Habrá que esperar unas pocas semanas para poder establecer hasta qué punto la inestabilidad actual afecta al proyecto, cuya importancia sigue siendo vital para el club Leka Enea.

Agradecimiento:


A falta de los flecos que quedan por cerrar en la presente temporada, desde el club se quiere agradecer especialmente a jugadores y jugadoras y sus familias, las empresas colaboradoras, las instituciones y los medios de comunicación que han hecho posible que una temporada más el nombre Irun Leka Enea esté en lo más alto del panorama del tenis de mesa nacional.

Sin todos ellos, esta temporada no tendría sentido, ni se lograría el impulso para afrontar las venideras con esperanzas renovadas.
No queríamos perder la oportunidad de expresar nuestro más sincero agradecimiento.